Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

Etapas de desarrollo del lenguaje desde el nacimiento hasta los 3 años

(2007)

¿Por qué son importantes las etapas del desarrollo del lenguaje? ¿Y cómo se relaciona el lenguaje con la lectura? De la misma forma de que los niños deben de gatear antes de aprender a caminar; los niños deben de aprender a escuchar y hablar para poder después leer y escribir.

El desarrollo del lenguaje es un proceso que es tan complicado como es asombroso. La mayoría de los niños desarrollan ciertas destrezas al avanzar por las primeras etapas del aprendizaje en el lenguaje. Para los 3 años de edad, la mayoría de los niños han aprendido a comunicarse claramente.

La que sigue es una lista de etapas o logros basada en los descubrimientos científicos más recientes en los campos de lectura, educación infantil y desarrollo infantil. Al revisar esta lista tenga en mente que los niños varían mucho entre sí en la rapidez y la forma más efectiva de su aprendizaje y desarrollo. Si tiene alguna pregunta o preocupación sobre el desarrollo de su hijo, hable con su maestro o terapeuta del habla. Los niños que tienen dificultades de aprendizaje aprovechan mucho más según la rapidez con la que se les dé ayuda.

Desde el nacimiento hasta los 3 años de edad, los niños deben poder:

  • Hacer ruidos que imiten los tonos y ritmos de las conversaciones adultas.
  • Responder a gestos y muecas.
  • Comenzar a relacionar palabras que oyen con frecuencia con su significado.
  • Balbucear en la cuna, lo que resulta en que disfruten de las rimas o juegos de palabras con sus padres.
  • Jugar a las escondidas o palmaditas.
  • Manejar objetos como libros infantiles y bloques de madera al jugar.
  • Reconocer ciertos libros por sus portadas.
  • Fingir saber leer sus libros.
  • Comprender cómo se sostienen los libros.
  • Compartir libros con un adulto como algo rutinario.
  • Nombrar algunos de los objetos en el libro.
  • Nombrar los personajes de sus libros favoritos.
  • Mirar los dibujos en un libro y darse cuenta que representan objetos reales.
  • Escuchar historias y cuentos.
  • Pedir o exigir que los adultos le lean o escriban con ellos.
  • Comenzar a prestar atención a la escritura, en particular a las letras de sus nombres.
  • Garabatear con algún propósito (intentando dibujar o escribir algo específico).
  • Producir algunas formas de letras o garabateos que de alguna manera sean similares a la escritura.