Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

Cómo utilizar cuentos predecibles y crear un hogar para los libros

Por: Colorín Colorado (2007)

Para niños entre las edades de 2 a 6 años

Una vez que su hijo pueda caminar y haya aumentado y desarrollado su vocabulario, es importante que le provea libros que le ayuden a desarrollarse ampliamente en el área de la lectura. Aquí le proporcionamos ideas de cómo utilizar cuentos predecibles y cómo crear un hogar para los libros de su hijo.

Los cuentos predecibles

Los libros que contienen palabras o acciones que aparecen una y otra vez ayudan al niño a predecir lo que sucederá en el cuento. Estos se conocen como libros "predecibles." Su niño quedará encantado al descubrir la trama del cuento en un libro predecible.

Se recomienda que a la edad de los 2 años les comiencen a leer libros predecibles a los niños, pues son el tipo de libro que ayudan a los niños a comprender cómo progresa un cuento. Un niño fácilmente aprende frases familiares y las repite, fingiendo que sabe leer. El fingir le da un sentido de poder al niño y lo alienta a seguir intentando, lo cual le puede ayudar a ser un lector exitoso.

Qué necesita

Libros con palabras, frases, preguntas o rimas que se repitan muchas veces en el cuento.

Qué hacer

Las primeras actividades en la siguiente lista funcionan bien con niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten cultivar otras destrezas. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las sigan disfrutando sus hijos.

  • Lea libros predecibles con su niño.
  • Enséñele a escuchar y decir las palabras que se repiten, como los nombres de los colores, números, letras y animales.
  • Escoja un cuento con frases repetidas, como este ejemplo de Caperucita Roja:
    Voz del Lobo Feroz: Acércate Caperucita.
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes los ojos tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para verte mejor!
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes las patas tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para abrazarte mejor!
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes los dientes tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para comerte mejor!
  • Lean libros que ofrecen pistas sobre lo que va a suceder. Estos libros tienen "ventanitas" para que el niño las levante y descubra una sorpresa. Emociónese con él mientras el niño se apura a descubrir qué sucederá en el cuento.
  • Cuando lean libros predecibles, pida que su niño le diga qué es lo que él piensa que va a suceder; puede hacer esto después de cada hoja del libro, o en puntos clave del cuento.
  • Fíjese si menciona pistas basadas en dibujos o imágenes, o si menciona palabras o frases específicas o si está haciendo alguna conexión con algo que sucede en la vida real. Estas son destrezas importantes para un niño que está aprendiendo a leer.

Un hogar para mis libros

Cuando usted le dedica tiempo a su hijo y le demuestra que aprecia los libros, su hijo también aprenderá a apreciarlos. Esto debe de empezar en su casa. No importa si usted tiene su propio espacio para sus libros, o no, su hijo debe de sentir que sus libritos (propios o prestados de la biblioteca) son importantes. Haga parte de su vida familiar el obtener y leer libros. Cuando usted toma el tiempo de crear una pequeña biblioteca casera, su niño se da cuenta que los libros son muy importantes, divertidos y llenos de cosas nuevas por aprender — ideas que son fundamentales para que el niño crezca disfrutando de la lectura. Los libros propios, colocados en un lugar especial, incrementan la posibilidad de que su niño quiera leer aún más.

Qué necesita

  • Libros (además de los disponibles en librerías, puede encontrar libros a bajo costo en ventas del vecindario, tiendas de segunda y ventas en su biblioteca local).
  • Un librero, o una caja de cartón/madera y otros materiales para hacerle un lugar especial a los libros.

Qué hacer

  • Escoja un lugar especial en su casa para los libros de su niño para que él sepa exactamente dónde buscarlos.
  • Basta con una caja de cartón decorada para crear un librero llamativo. O si ya tiene un librero en casa, quizás puede despejarle un lugar entre los libros familiares para que los libros de su hijo quepan en un rincón especial del librero.
  • Ayúdele a arreglar sus libros en algún orden-según sus favoritos, libros sobre animales, libros sobre días festivos, o incluso por idioma si tiene libros bilingües. Utilice cualquier método para ayudarle a encontrar sus libros fácilmente.
  • Anime a sus familiares y amigos a que regalen libros en vez de juguetes cuando sus hijos cumplan años, en navidad, reyes u otras ocasiones especiales.
  • Cuando usted y su niño hagan sus propios libros, pueden agregarlos a su biblioteca familiar.

Referencias

Para esconder estas referencias haga click en el enlace que dice "Referencias"

Adaptado de: Departamento de Educación de los Estados Unidos: (2002). Actividades: Y ahora, ¿qué pasa?; Un hogar para mis libros. Cómo ayudar a su hijo a ser un buen lector. (pp. 16-19). Washington, D.C.