Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

¡A desarrollar el lenguaje a través de la charla!

Por: Colorín Colorado (2007)

Para niños entre las edades de 2 a 6 años

Hablar y participar en conversaciones con sus niños son pasos importantes al desarrollar las destrezas de lenguaje de sus hijos. El lenguaje hablado le dará a su hijo algunas de las bases que va a necesitar al aprender a leer y a escribir. Su apoyo debe ir más allá de sólo hablar con sus hijos, es importante que le provea un rico vocabulario y use las estructuras básicas del lenguaje. Aquí le proporcionamos ideas para comenzar a abrir las puertas de la lectura al enseñar el abecedario, y charlar efectivamente con sus hijos.

Tan fácil como el abecedario

Para muchos de nosotros, el abecedario puede verse como una actividad muy básica, o tal vez pensemos que los maestros deben de preocuparse de enseñarles eso. Pero los padres debemos de recordar lo importante que es compartir de actividades como el abecedario con su niño. Esto le ayudará a empezar a reconocer las formas de las letras y relacionarlas con los sonidos del lenguaje hablado. Los maestros hoy en día enseñan estas actividades pero también se sabe que aquellos que han sido expuestos al abecedario en su casa pueden antes de asistir a la escuela pueden tener más éxito cuando el maestro se los enseñe. Lo importante es que su hijo aprenda a conectar las letras escritas a los sonidos hablados. Pronto él aprenderá la diferencia entre las letras individuales-cómo se ven y cómo suenan. ¡Y este el principio para desarrollar destrezas en la lecto-escritura y convertirse en un buen lector!

Qué necesita

  • Libros sobre el alfabeto
  • Letras magnéticas
  • Papel, lápices, crayones y marcadores
  • Pegamento y tijeras para niños

Qué hacer

Las primeras actividades en la siguiente lista dan buen resultado con niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfruta. Cuando le enseña letras una y otra vez, su niña aprenderá a identificarlas y las usará con mayor facilidad cuando empiece a leer y escribir. Ella estará ansiosa de aprender cuando las letras y las palabras que aprende están relacionadas con cosas de su vida real.

  • Siéntese con su niño y escriba en letra de molde el nombre de él en un papel y vaya diciendo cada letra mientras la escribe.
  • Haga un letrero con su nombre para la recámara o algún otro lugar especial en la casa. Ayúdelo a decorar su letrero con calcomanías o con dibujos.
  • Enséñele cantitos sobre el abecedario y disfruten de jueguitos que usen y repitan las letras.
  • Hay libros sobre el alfabeto que contienen cantos y juegos que pueden aprender juntos.
  • Busque videos educativos, DVDs, CDs y programas de televisión tales como "Entre los leones" de PBS que contienen actividades para aprenderse las letras.
  • Siéntese a ver los programas con su niño y cante o participe en las actividades del programa.
  • Ponga magnetos con forma de letras sobre su refrigerador o en alguna otra superficie metálica que no sea peligrosa. Pídale a su niño que nombre las letras mientras juega con ellas y que diga las palabras que está intentando deletrear.
  • No importa donde se encuentre con su niño, señálele las letras individuales en letreros, carteleras, volantes, recipientes, libros y revistas.
  • Cuando cumpla 3 o 4 años, pídale que él mismo encuentre y nombre algunas letras.
  • Cuando su niño cumpla 3 o 4 años, anímelo a deletrear y escribir su nombre. Para muchos niños sus nombres son las primeras palabras que aprenden a escribir.
  • Haga un libro del abecedario con su niño que ya está en el jardín de niños. Pídale que haga dibujos (le puede ayudar). Pueden recortar dibujos o fotografías de una revista o usar sus propias fotos. Peguen cada dibujo en su libro. Ayúdele a su niño a escribir debajo de la ilustración la letra que representa el objeto o persona en el dibujo (por ejemplo, B para el Burro, M de Mango).

Cómo charlar con los niños

Las primeras actividades en la siguiente lista dan buen resultado con niños más pequeños. A medida que su hijo vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfrute.

  • Hable frecuentemente con su niño.
  • Mientras lo alimenta, lo baña, lo viste, pídale que nombre varios objetos o prendas de vestir.
  • Señale colores, tamaños y figuras.
  • Hable con su niño mientras leen juntos. Señale los dibujos y nombre lo que contienen. Pregúntele cuál es su parte favorita de un cuento y responda a sus preguntas sobre los eventos o personajes del cuento.
  • Enséñele a ser su ayudante, pidiéndole que encuentre objetos en la casa.
  • Pregúntele qué está haciendo y responda a sus preguntas.
  • Cualquier cosa que hagan juntos, hable sobre ello con su niño. Mientras comen, salgan a dar una caminata, visiten la biblioteca, hable con él. Esta y otras actividades le dan la oportunidad para plantear y responder a preguntas tales como, "¿Cuáles flores son rojas? ¿Cuáles son amarillas?" ¿Qué más hay en el jardín? Haga preguntas que exijan más de una respuesta de un "sí" o un "no."
  • Escuche con paciencia las preguntas de su niño y responda con la misma paciencia.
  • Si usted no sabe la respuesta, dígale que juntos van a buscar la respuesta en un libro. El niño verá lo importante que son los libros como fuente confiable de información.
  • Pida que su niño le cuente un cuento. Después hágale preguntas, diciendo que usted necesita entender mejor.
  • Cuando pueda, pídale a su niño que le ayude en la cocina.
  • Platiquen sobre lo que están preparando de comer, qué ingredientes está usando y cuáles son sus comidas favoritas.
  • Un niño de primer grado puede disfrutar el ser su ayudante al preparar una receta sencilla.
  • Pregúntese si la televisión está encendida demasiadas horas al día. Si lo está, ¡apáguenla y siéntense a conversar con su hijo!

Referencias

Para esconder estas referencias haga click en el enlace que dice "Referencias"

Adaptado de: Departamento de Educación de los Estados Unidos: (2002). Tan fácil como el abecedario. Cómo charlar con los niños. Cómo ayudar a su hijo a ser un buen lector. (pp. 14-16). Washington, D.C.