Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

Cuando los niños detestan leer

Por: Anne Svensen (2008)

Los niños que no tienen motivación para leer pueden beneficiarse si los ayudan en casa. Lea esta entrevista con la Dra. Marie Carbo sobre qué pueden hacer los padres para hacer de la lectura una experiencia más entretenida para los niños que tienen dificultades para leer.

¿Su hijo prefiere sacar la basura que elegir un libro? La Dra. Marie Carbo, fundadora y directora del National Reading Styles Institute, dice que los sentimientos de los niños acerca de la lectura tienen un efecto tremendo sobre si se transformarán en lectores de por vida o no.

En esta entrevista de la Family Education Network, la Dra. Carbo respondió las siguientes preguntas sobre cómo usted puede incentivar la lectura en el hogar.

¿Qué nivel de lectura tienen los niños hoy día?

Bueno, muchos niños no saben leer, pero hay otro problema creciente que debemos enfrentar en este país. Cada vez hay más niños que pueden leer pero no lo hacen. Creo que en el proceso de aprender a leer, los niños se desmotivan.

Hay muchas cosas que los distraen. Los niños no viven en cabañas de madera donde lo único que se puede hacer es leer. Puede ser una combinación de mirar demasiada televisión en casa y tener que hacer muchos ejercicios aburridos en la escuela.

Una vez que los niños pierden el interés en la lectura, es difícil recuperarlo.

La motivación para leer también tiende a disminuir a medida que los niños crecen. Leer es como cualquier otra destreza. Si no practicas, no lograrás desarrollar el vocabulario, las habilidades y la facilidad. No podrás leer con rapidez.

Para algunos estudiantes de preparatoria, tener que leer un capítulo de un libro de texto es como escalar una montaña, pese a que son buenos lectores.

¿Cómo pueden hacer los padres para reconocer la diferencia entre un niño emocionalmente desmotivado para leer y un niño con problemas de aprendizaje?

Vayan a la biblioteca y pidan libros que sean adecuados para la edad de su hijo. ¿El niño puede leer ese material? ¿Lo entiende y puede conversar con ustedes sobre el material?

¿Su hijo muestra síntomas de que algo no está bien? Si los niños se quejan de dolor de estómago, no les gusta ir a la escuela o no hay nada que les guste leer, es probable que tengan dificultades.

Si invierten las letras b y las d cuando copian, eso puede ser un indicador de un problema visual, especialmente si continúa hasta fines del primer grado.

¿Cómo pueden incentivar los padres a sus hijos para que lean en casa cuando tienen dificultad para leer en la escuela?

Todo depende de cómo se haga. Intente hacerlo de manera relajada y discreta durante una parte breve del día. Comparta algo de lo que está leyendo usted. Lea en voz alta alguna parte interesante o divertida de un libro que esté leyendo. Atrape la atención de su hijo con un libro de adivinanzas para niños, un párrafo de una revista de deportes como Sports Illustrated o un artículo del periódico.

Demuestre cómo usted lo disfruta. Hágalo realmente breve y fácil. No conviene que sea severo con esta actividad, en especial si su hijo está desmotivado en la escuela.

Para los niños que han perdido la motivación para leer, el camino de regreso es leyendo material que les resulte sumamente interesante. Lo más probable es que su hijo hasta tenga que disociar lo que hace en la escuela con el acto de leer algo por placer.

Pida en la biblioteca que le recomienden material adecuado para la edad de su hijo y que sea de gran interés, y comparta algunos fragmentos divertidos. Si a su hijo le gusta una película, llévele el libro. Concéntrese en sus intereses.

¿Qué es lo que no deberían hacer los padres cuando leen con sus hijos?

Nunca me olvido de esta historia. Había una mujer sentada detrás de mí en el avión leyendo con su hijo. Escucharlo leer era insoportable. El niño se trababa más de lo que leía; le resultaba realmente una tortura.

Lo que se debe hacer en esa situación es leerle al niño primero y luego leer juntos. Muchos padres creen que la dificultad para leer es algo normal, que debería ser difícil y que así es cómo se aprende. Eso es lo primero que deseo borrar de la mente de las personas.

Se supone que el niño debe sentirse bien al leer. Cuando lo logre, se transformará en lector. Todos repetimos las cosas que nos dan placer.

¿Cómo logró que en su clase leer sea una actividad divertida para los niños?

Yo realmente tenía la convicción de que todos aprendemos y procesamos la información de manera diferente. Comencé a experimentar con nuevos métodos de lectura en la clase.

Hacía que los niños dictaran o escribieran historias sencillas. Los grababa: hablando despacio y dejaba algunos minutos que valieran la pena en cada lado de la cinta. Luego, creaba juegos usando las palabras de sus cuentos. Los niños tenían que hacer coincidir las palabras con las imágenes. Jugaban al bingo y a las cartas con las palabras. Trataba que leer fuera divertido. Y de repente sucedió algo realmente sorprendente: todos los niños empezaron a leer.

¿Qué palabras de aliento puede darles a los padres de niños con dificultades para leer?

Deseo que tengan esperanza. Si sus hijos tienen dificultades, hay estrategias que pueden usar para ayudarlos. Claro que es más fácil si el maestro/a de su hijo se encarga del problema, pero los padres pueden acercar la lectura de maneras que pueden tener un gran resultado.

Adaptado de: Svensen, A. When Kids Hate To Read (Cuando los niños detestan leer) Family Education Network, familyeducation.com. Reimpreso con permiso.