Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

Estrategias de aprendizaje cooperativo

Por: Colorín Colorado (2007)

Se ha comprobado que el aprendizaje cooperativo resulta efectivo para toda clase de estudiantes, ya se trate de estudiantes dotados académicamente, de las clases comunes o que estén aprendiendo inglés (ELL), porque ayuda al aprendizaje y fomenta el respeto y la amistad entre diversos grupos de estudiantes. De hecho, cuanta mayor diversidad hay en un equipo, más son los beneficios para cada estudiante. Los pares aprenden a depender unos de otros de manera positiva para diferentes tareas de aprendizaje.

Los estudiantes suelen trabajar en equipos de cuatro integrantes. De este modo, pueden separarse en parejas para algunas actividades y luego volver a reunirse en equipos rápidamente para otras actividades. Sin embargo, es importante establecer normas y protocolos de clase que lleven a los estudiantes a:

  • Contribuir
  • Dedicarse a la tarea
  • Ayudarse mutuamente
  • Alentarse mutuamente
  • Compartir
  • Resolver problemas
  • Dar y aceptar opiniones de sus pares

Aprendizaje cooperativo para estudiantes que están aprendiendo inglés

El aprendizaje cooperativo es particularmente provechoso para cualquier estudiante que esté aprendiendo un segundo idioma. Las actividades de aprendizaje cooperativo estimulan la interacción entre pares, lo que ayuda al desarrollo del lenguaje y al aprendizaje de conceptos y contenidos. Es importante asignar a los estudiantes ELL a diferentes equipos de modo que puedan beneficiarse de los modelos en lengua inglesa. Los estudiantes ELL aprenden a expresarse con mayor confianza cuando trabajan en equipos reducidos. Además de "captar" vocabulario, los estudiantes ELL se benefician al observar cómo sus pares aprenden y resuelven problemas. Si usted decide asignar una función a cada estudiante de un equipo (como ser informar, registrar, controlar el tiempo y administrar los materiales), deberá rotar las funciones semanalmente o por actividad. De este modo se evita que suceda la situación típica si los estudiantes escogen sus propias funciones: los mismos estudiantes terminan haciendo las mismas tareas. Al rotar, los estudiantes desarrollan habilidades que la mayoría necesita practicar.

Algunas estrategias de aprendizaje cooperativo

Existen algunas estrategias conocidas que pueden utilizarse con todos los estudiantes para aprender contenidos (tales como ciencias, matemáticas, estudios sociales, lengua y literatura, e idiomas extranjeros). Sin embargo, estas estrategias son particularmente provechosas para que los estudiantes ELL aprendan inglés y contenidos al mismo tiempo. La mayoría de estas estrategias son especialmente efectivas en equipos de cuatro integrantes:

  1. En ronda.
    Presente una categoría (como por ejemplo "Nombres de mamíferos") para la actividad. Indique a los estudiantes que, por turnos, sigan la ronda nombrando elementos que entren en dicha categoría.
  2. Mesa redonda.
    Presente una categoría (como por ejemplo palabras que empiecen con "b"). Indique a los estudiantes que, por turnos, escriban una palabra por vez.
  3. Escribamos.
    Para practicar escritura creativa o resúmenes, diga una oración disparadora (por ejemplo: Si dan una galleta a un elefante, éste pedirá...). Indique a todos los estudiantes de cada equipo que terminen la oración. Luego, deben pasar el papel al compañero de la derecha, leer lo que recibieron y agregar una oración a la que tienen. Después de algunas rondas, surgen cuatro historias o resúmenes grandiosos. Permita que los niños agreguen una conclusión o corrijan su historia favorita para compartirla con la clase.
  4. Numérense.
    Pida a los estudiantes que se numeren del uno al cuatro en sus equipos. Formule una pregunta y anuncie un límite de tiempo. Los estudiantes deben discutir conjuntamente y obtener una respuesta. Diga un número y pida a todos los estudiantes con ese número que se pongan de pie y respondan a la pregunta. Reconozca las respuestas correctas y profundice el tema a través del debate.
  5. Rompecabezas por equipos.
    Asigne a cada estudiante de un equipo la cuarta parte de una hoja de cualquier texto para que lea (por ejemplo, un texto de estudios sociales), o la cuarta parte de un tema que deban investigar o memorizar. Cada estudiante cumple con la tarea que le fue asignada y luego enseña a los demás o ayuda a armar un producto por equipo contribuyendo con una pieza del rompecabezas.
  6. Hora del té.
    Los estudiantes forman dos círculos concéntricos o dos filas enfrentadas. Usted formula una pregunta (sobre cualquier contenido) y los estudiantes deben debatir la respuesta con el estudiante que está sentado frente a él. Después de un minuto, el círculo externo o una fila se desplaza hacia la derecha de modo que los estudiantes tengan nuevas parejas. Entonces proponga una segunda pregunta para que debatan. Continúe con cinco o más preguntas. Para variar la actividad, los estudiantes pueden escribir preguntas en tarjetas de repaso para una prueba a través de este método de "Tomar el té".

Después de cada actividad de aprendizaje cooperativo, deberá extraer conclusiones con los niños preguntándoles, por ejemplo: ¿Qué aprendieron en esta actividad? ¿Cómo se sintieron trabajando con sus compañeros? Si volvemos a hacerla, ¿cómo podrían mejorar el trabajo en equipo?

Otras ideas

Un modo sencillo de iniciar el aprendizaje cooperativo es comenzar con parejas en lugar de hacerlo con equipos enteros. Dos estudiantes aprenden a trabajar con efectividad en actividades como las siguientes:

  1. Asigne una planilla de matemáticas y pida a los estudiantes que trabajen de a dos.
  2. Uno de los estudiantes resuelve el primer problema mientras el segundo actúa como entrenador.
  3. Luego, los estudiantes intercambian roles para el segundo problema.
  4. Al terminar el segundo problema, se reúnen con otra pareja y verifican las respuestas.
  5. Cuando ambas parejas hayan llegado a un acuerdo sobre las respuestas, pídales que se estrechen la mano y que continúen trabajando de a pares en los dos problemas siguientes.

Los círculos literarios en grupos de cuatro o seis integrantes también son una manera excelente de hacer que los estudiantes trabajen en equipo. Siga estos pasos:

  1. Arme grupos de cuatro libros.
  2. Permita que los estudiantes escojan su propio libro.
  3. Forme equipos según las elecciones de libros que hayan hecho los estudiantes.
  4. Anime a los lectores a utilizar notas, post-it notes y preguntas de debate para analizar los libros.
  5. Invite a los equipos a debatir sobre el libro.
  6. Luego conduzca un debate con toda la clase sobre cada uno de los libros.
  7. Invite a los equipos a compartir lo que leyeron con toda la clase.
  8. Para los círculos literarios siguientes, los estudiantes eligen libros nuevos.

Referencias

Siga el enlace 'Referencias' arriba para ocultar las referencias.

Calderón, M. (1984, 1986, 1990, 1994, 1996, 1998). Cooperative Learning for Bilingual Instruction: Manual for Teachers and Teacher Trainers. El Paso, TX: MTTI.

Calderón, M. (1984, 1986, 1990, 1994). Second Language Acquisition: Manual for Teachers and Teacher Trainers. El Paso, TX: MTTI

Calderón, M. (1984, 1986, 1990, 1994, 1996). Sheltered Instruction: Manual for Teachers and Teacher Trainers. Baltimore, MD: Center for Data-Driven Reform in Education, Johns Hopkins University).

Ferreiro, R. & M. Calderon, (1998) El A B C del apendizaje cooperativo. Mexico, D.F.: Trillas. (can be ordered from Baltimore, MD: Center for Data-Driven Reform in Education, Johns Hopkins University).

Slavin, R.E. (1995). Cooperative learning: Theory, research, and practice (2nd ed.). Boston: Allyn & Bacon.