Cómo informarle a la escuela lo que le preocupa

Si su hijo tiene un problema con los estudios, el comportamiento, o con otro estudiante, maestro o administrador, he aquí algunos pasos que podrá seguir.

Preguntas y respuestas

¿Qué hago si mi hijo tiene algún problema con la tarea o si no entiende lo que se está enseñando en clase?

  • Busque un intérprete si lo necesita. ¡Lo que usted tiene que decir es mucho más importante que el idioma en que lo diga! Si algo le preocupa y no se siente cómodo hablando en inglés, solicite que la escuela le proporcione a un intérprete o traiga a algún amigo o pariente que pueda interpretar para usted.
  • Llame al maestro tan pronto como usted sospeche que a su niño se le está dificultando el trabajo escolar. Las escuelas tienen la responsabilidad de mantenerlo informado sobre el rendimiento académico y el comportamiento de su niño y usted tiene el derecho de molestarse si no descubre sino hasta el último momento cuando entregan las calificaciones que su niño ha estado teniendo dificultades. Por otro lado, quizás usted se entere que hay un problema antes que el maestro. Al alertar al maestro ustedes pueden trabajar juntos para resolver un problema en sus primeras etapas.
  • Pida una reunión con el maestro para dialogar sobre el problema. Dígale brevemente que quiere reunirse con él. Puede decir, "Juanito está teniendo dificultades con su tarea de ciencias sociales. Me preocupa que no puede terminar la tarea y quiero saber qué podemos hacer para ayudarle." Si el inglés no es su idioma natal, quizás sea necesario hacer arreglos especiales, como incluir a alguien que sea bilingüe en la reunión.
  • Comuníquese con el maestro en un espíritu de cooperación. Crea que el maestro le quiere ayudar a usted y a su niño, aunque no siempre estén de acuerdo. Siga los conductos regulares. No vaya a quejarse con el director antes de darle una oportunidad al maestro de resolver el problema con usted y con su niño.
  • No se rinda. Si usted les menciona un problema y no cambia nada, intente llamarlos o escribirles nuevamente.

¿Qué pasa si no estoy de acuerdo con algún reglamento o con la tarea que encarga el maestro?

  • Programe una reunión privada para dialogar sobre el asunto. No se ponga a discutir con el maestro enfrente de su niño. Antes de la reunión, planee cuidadosamente lo que quiere decir — por qué siente que el reglamento no es justo o exactamente qué no le gusta de la tarea. No confunda los hechos y no se apoye en su coraje para ganar un argumento. Trate de mantener una actitud positiva y mantenga la calma. Escuche con cuidado.
  • Si la explicación del maestro no le satisface, haga arreglos para hablar con el director o con el superintendente del distrito. No se sienta intimidado por los títulos de sus cargos o sus personalidades. La responsabilidad primaria de un educador es asegurar el éxito de cada uno de los estudiantes, la escuela y el distrito.

¿Qué hago si estos pasos no funcionan?

  • Hable con otros líderes de la escuela. Si no se siente satisfecho con lo que la maestra le diga, pida reunirse con el consejero de la escuela, el asistente del director o el director de la escuela. Si aún así, usted no está de acuerdo, el siguiente paso es comunicarse con la oficina del distrito escolar, el superintendente o la junta directiva de las escuelas.
  • Hable con otros padres de familia. Déjeles saber qué le preocupa. Es posible que sus vecinos o amigos hayan tenido un problema similar al suyo. Pídale consejo a otros. Por lo regular, en la mayoría de escuelas se reúne un grupo de padres para hablar sobre lo que está haciendo la escuela. Este grupo se conoce como PTA o PTO. En ocasiones estos grupos tienen bastante influencia como para lograr cambios en las escuelas.
  • Busque asesoramiento. En ciertos casos es preciso "salir del sistema" para poder lograr lo que necesita para su hijo. Cada estado tiene un centro para padres que puede ofrecerle información. También existen organizaciones que le sirven a la comunidad hispana, incluidas las afiliadas al Consejo Nacional de la Raza.

    Además, usted podrá trabajar con algún profesional — asesor, consultor educativo o abogado — que se especialice en ayudar a los padres de familia a resolver problemas con las escuelas. Sin embargo, esta asesoría puede resultar costosa.
  • Tome apuntes. Trate de mantener un registro por escrito de sus reuniones. Escriba las fechas y nombres de cada persona con quien se reúna para compartir sus preocupaciones, lo que hablaron y qué se decidió.

References

Adapted from Helping Your Child Succeed in School. U.S. Department of Education. First published in June 1993. Revised 2002 and 2005.

Reprints

You are welcome to print copies or republish materials for non-commercial use as long as credit is given to Colorín Colorado and the author(s). For commercial use, please contact info@colorincolorado.org.

Share My Lesson. For teachers, by teachers.

National Education Association. How Educators Can Advocate for English Language Learners.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.