Una imagen vale más que mil palabras

¿Cuántas veces ha observado a su hijo elegir un libro y no leerlo, y más bien sólo enfocarse a las ilustraciones? Cuando se mira un libro de niños, las ilustraciones pueden hacer que la historia adquiera vida mágicamente. Las fotografías, los dibujos y las ilustraciones de los libros estimulan la imaginación de los niños y hacen que piensen en la historia de nuevas maneras.

A veces los niños disfrutan del estudio de los dibujos y las ilustraciones de los libros antes de aprender a leer. Esta actividad no es tan solo divertida para los niños — es un paso importante en el desarrollo de las destrezas de la lectoescritura. El repaso de las ilustraciones de un libro contribuye a preparar al niño a volverse un lector ya que:

  • le ayuda a entender la estructura básica de un libro y de un cuento
  • le invita a utilizar el poder de su imaginación
  • le ayuda a desarrollar el lenguaje oral, y
  • les brinda a ustedes y a su niño la oportunidad de crear sus propias historias para acompañar las imágenes.

Para obtener algunas sugerencias sobre cómo utilizar los libros ilustrados y hacer que participe su niño cuando lean juntos, échele un vistazo a las siguientes ideas.

Utilizar libros sin palabras puede ayudar a mejorar las destrezas del lenguaje de los niños y despertar su imaginación.

Qué necesita

  • Libros de ilustraciones sin texto
  • Revistas viejas
  • Tijeras para niños
  • Cartulina o papel grueso

Qué hacer

Las primeras actividades en la siguiente lista dan buen resultado con los niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permitirán hacer aún más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades de la lista en tanto que su niño todavía las disfrute.

  • Examine todo el libro de ilustraciones con su niño.
  • Pregúntele de qué cree que se trata el cuento.
  • Desarrollen juntos la trama del cuento. Hablen sobre cada página. Pídale a su niño que le cuente que piensa que está sucediendo en esa página.
  • Identifiquen objetos, animales o personajes en cada página.
  • Háblele de los dibujos y pregúntele si cree que lo que él ve se parece a algo de la vida real.
  • Pídale a su niño que le cuente el cuento a otro niño o a un familiar usando el libro sin texto (esta actividad hará que se sienta como un "lector").
  • Ponga a su niño a crear su propio libro usando sus dibujos y recortes de una revista.

La próxima vez que visite su biblioteca, busque algunos libros sin palabras y pruebe estas actividades. ¡Usted verá lo divertidas que son mientras que prepara a su hijo a convertirse en un buen lector!

References

This article is adapted from Helping Your Child Become a Reader, published by the U.S. Department of Education in 2005.

Reprints

You are welcome to print copies or republish materials for non-commercial use as long as credit is given to Colorín Colorado and the author(s). For commercial use, please contact info@colorincolorado.org.

ADVERTISEMENT

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.