Un nuevo año escolar

Estos cuentos son perfectos para adaptarse a otro año escolar. Desde los nervios del comienzo de clases hasta las historias de los niños de todo el mundo que saben lo que significa para ellos la posibilidad de ir a la escuela, los estudiantes reconocerán unas experiencias familiares en estos libros.

Armando y la escuela de lona azul

Se escucha la bocina de un camión en el barrio de Armando cerca del basural de la ciudad. El señor David está de regreso y está armando la escuela sobre una lona azul extendida sobre el suelo. Armando sueña con ir a esta escuela, pero sabe que primero debe ayudar a su padre a revisar los residuos del basural para buscar cosas que la familia pueda usar, reciclar o vender. Contado con sinceridad y esperanza, este cuento es un ejemplo de la búsqueda de los sueños y el poder que tiene una persona de mejorar la vida de los otros.

En inglés, por supuesto

En el primer día de la escuela, Josephine debe contar a sus nuevos compañeros del Bronx sobre su Italia nativa. ¡Aun y cuando ella entiende el inglés, no puede decir mucho — ella sigue pensando en las palabras, pero en italiano! Basada en las experiencias de la niñez de la autora y de su familia, este libro ofrece un tributo a los múltiples niños inmigrantes que han llegado a este país y que han tenido que construir una nueva vida — en inglés, por supuesto.

Luna, Lunita Lunera

Luna tiene miedo de ir a la escuela — ¡piensa que encontrará monstruos en su nueva escuela! Sin embargo, se tranquiliza después de conocer a su maestra simpática y sus nuevos amigos. ¿La primera lección para Luna? ¡Que no hay ninguna razón para tener miedo de la escuela!

Nuestro autobús

¡Tess espera con gran ansiedad la llegada del autobús de la escuela! "¿Es éste nuestro autobús, Gus?" ella continúa preguntando, a medida que un taxi, un camión de helados y los bomberos van pasando. La repetición de las preguntas y las respuestas a lo largo de la historia hará que éste sea un magnífico libro para leerle en voz alta a los pequeños alumnos y a los chiquitines que aprenden el inglés. Las ilustraciones en acuarelas de gran colorido complementan el texto. Edición bilingüe disponible.