Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

Hablar con la maestra de su hijo

Por: Colorín Colorado (2007)

En el sistema educativo de los Estados Unidos, los maestros y los directores de las escuelas creen que un vínculo sólido entre la familia y el hogar ayuda a que los niños tengan éxito en la escuela. Los maestros valoran la información que les dan los padres sobre los niños, como qué le gusta hacer al niño o en qué se destaca. Los maestros también saben que cada estudiante es diferente y aprende de manera diferente, y nadie conoce a su hijo mejor que usted. Usted puede brindar información que ayudará al maestro a trabajar con su hijo con mayor eficacia en la escuela.

Muchos maestros dicen que no reciben suficiente información de los padres sobre los problemas que existen en casa. Muchos padres dicen que no saben qué es lo que la escuela espera de sus niños — o de ellos. Compartir información es esencial y tanto los maestros como los padres son responsables por asegurar que suceda. Aquí ofrecemos algunos pasos que Ud. puede tomar para desarrollar una colaboración fuerte con los maestros de su hijo.

Preguntas y respuestas

Hay muchas razones que los padres dudan en cuanto a comunicarse con los maestros de sus hijos. Todas las siguientes razones son comprensibles, pero ninguna debe ser un obstáculo para que hable con la maestra de su hijo sobre su aprendizaje. A continuación ofrecemos algunas preguntas y respuestas para ayudarle superar estos obstáculos:

¿Qué pasa si…

  • …no sé inglés?

    Algunos padres se sienten reacios a hablar con los maestros por no poder hablar bien en inglés. Por favor, no permita que la barrera del idioma le detenga. ¡Lo que usted tiene que decir es mucho más importante que el idioma en que lo diga! Averigüe si alguien en la escuela pueda servirle como intérprete, como maestro o coordinador de los padres. Usted también podrá ir a la escuela acompañado de algún pariente o conocido.

  • …yo o mi hijo sea inmigrante sin documentos?

    En los Estados Unidos, las escuelas públicas deben -conforme a la ley- ofrecerle educación a todos los niños. Usted no está obligado a contestar preguntas relativas a su situación migratoria ni a la de su hijo. Usted tampoco tiene ninguna obligación de mostrar una identificación y las escuelas no deberían solicitarle alguna. Hable con otros padres para ver cómo han sido sus experiencias con la escuela.

  • …no estoy acostumbrado a colaborar con los maestros en mi país?

    En algunos países no se acostumbra que los padres hablen con los maestros sobre el aprendizaje de sus hijos. En consecuencia, algunos padres consideran descortés hacerle preguntas a un maestro o sugerir algo distinto. Sin embargo, en los Estados Unidos esto no se considera irrespetuoso. Los maestros y las escuelas esperan que los padres participen. De hecho, sus ideas y preguntas son no sólo bienvenidas sino necesarias.

  • …no tengo tiempo ni medios de transporte?

    Para algunos padres es difícil reunirse con los maestros o asistir a los eventos escolares, especialmente durante el día. Pero existen otras maneras como usted puede comunicarse con la maestra de su hijo. Consulte unas cuantas ideas en la página Maneras como puede ayudar a su hijo.

¿Cuándo debo hablar con el maestro de mi niño?

  • Tan temprano en el curso escolar como sea posible y a menudo el resto del año.

    Póngase en contacto con el maestro o maestros de su niño al principio del curso escolar o tan pronto como sea posible. Conózcalos y demuestre su interés. Durante el año escolar, manténgase en contacto con los maestros de su hijo. Esto le ayudará a fortalecer el vínculo padres-maestros y será una parte importante del éxito escolar de su hijo. Cuando un niño ve que padres y maestros trabajan juntos, el niño entiende que su educación es una prioridad absoluta en la escuela y en el hogar.

¿Cuáles son los otros pasos que puedo tomar para ayudar a los maestros de mi hijo?

  • Dígale a los maestros lo que necesitan saber sobre su niño.

    Usted es una persona de vital importancia en la educación de su hijo. Usted lo conoce mejor que nadie y cuenta con conocimiento importante sobre los gustos, disgustos, necesidades y problemas de su niño. Por ejemplo, es posible que su hijo aprenda mejor si se sienta cerca a la maestra. También es posible que haya ocurrido una muerte en la familia y que su hijo esté experimentando dificultad concentrándose. Informárselo a la maestra le ayudará a su hijo en la escuela.

    Si él tiene alguna necesidad especial, hágaselos saber desde un principio. Si usted nota un cambio mayor en el comportamiento de su niño, en su rendimiento académico o en su actitud durante el curso escolar, llame al maestro de inmediato.

  • Manténgase informado durante el año escolar.

    Las conferencias entre padres y maestros y las calificaciones son sólo uno de los indicadores sobre qué tan bien se está desempeñando su niño en la escuela. Pero usted debe estar pendiente de las cosas entre cada informe. Por ejemplo, si su niño está teniendo dificultades con las matemáticas, llame al maestro y pregunte cuándo será el próximo examen de matemáticas y cuándo va a entregar los exámenes calificados. Esto le permitirá enfrentar el problema antes de que se convierta en un problema mayor.

    Llame al maestro si su niño no entiende la tarea o si necesita ayuda extra para terminarla. Pregunte también si el maestro utiliza el correo electrónico para comunicarse con los padres. El correo electrónico le permite mandar y recibir mensajes a las horas que más le convengan.

Referencias

Siga el enlace 'Referencias' arriba para ocultar las referencias.

Adaptado de Cómo ayudar a su hijo a tener éxito en la escuela. Departamento de Educación de los Estados Unidos. Primera impresion en enero del 1992. Revision en 2002 y 2005.