Cómo ayudar a su hijo a prepararse para las pruebas estandarizadas

Nota: Para obtener más información sobre las pruebas estandarizadas, consulte la Guía de pruebas estandarizadas para padres.

Las pruebas estandarizadas cumplen en la actualidad un papel fundamental en las escuelas públicas de los Estados Unidos. Su hijo puede dar una o más pruebas estandarizadas durante el año escolar y es posible que el maestro de su hijo dedique tiempo de clase a la preparación para el examen a lo largo del año. Como padre o madre, hay muchas formas de apoyar a su hijo antes y después de dar una prueba estandarizada, así como también hay muchas formas de apoyar los hábitos de estudio de su hijo a diario, que lo ayudará a estar mejor preparado cuando llegue el momento de la prueba.

Si bien muchos padres, educadores, maestros y diseñadores de políticas no están de acuerdo acerca de los tipos de pruebas que se toman, cómo deben usarse las calificaciones, y con qué frecuencia debe evaluarse a los alumnos, es importante que apoye a su hijo con las pruebas estandarizadas y que lo ayude a hacer su mayor esfuerzo. Mientras tanto, también puede informarse sobre las pruebas consultando a maestros, padres que actúan de nexo, y su asociación local de padres y maestros para comprender mejor cómo se llevan a cabo las pruebas en la escuela de su hijo, y qué uso se les da a las calificaciones.

Por favor tenga en cuenta que estos consejos han sido adaptados de artículos publicados por Scholastic, Inc., la Asociación nacional de padres y maestros, y la Asociación internacional de la lectura, y las fuentes están indicadas después de cada sección de consejos.

Antes de la prueba

Estar preparado

Muchos maestros le enviarán información a su casa sobre las fechas de las pruebas y los planes de preparación de la clase. A continuación se indica qué información debería saber:

  • ¿Cuál es la prueba y qué se evalúa?
  • ¿El resultado de la prueba afectará a su hijo, la escuela o ambos?
  • ¿Existen maneras de ayudar a su hijo a prepararse para la prueba? (Narang, 2008).

Ayude a su hijo en las áreas en las que tiene dificultades

Si su hijo ha tenido dificultades anteriormente en un área o asignatura en particular, quizá pueda ayudarlo a superar algunas dificultades haciéndolo practicar más. Hay muchos cuadernos de ejercicios dedicados a la preparación de las pruebas que ofrecen ejercicios y preguntas de práctica como las que los estudiantes ven en la prueba. Oriente la práctica de su hijo hacia sus debilidades y no sus fortalezas para que no se aburra con los ejercicios (Narang, 2008).

Déle a su hijo la oportunidad de practicar

Si su hijo tiene dificultad a la hora de dar exámenes, practique preguntas de pruebas y estudiar palabras nuevas. Puede pedir algunas muestras en la escuela de su hijo o en la biblioteca. Haga sesiones cortas, y fije objetivos pequeños y manejables para que la práctica adicional fomente la confianza de su hijo (Narang, 2008).

Si tiene alguna inquietud acerca de la prueba o la situación de prueba, hable con el maestro de su hijo

Presente sus inquietudes al maestro o autoridad escolar. Si aun así no está satisfecho, puede recurrir a otras organizaciones que supervisan las pruebas, incluidas su Asociación local de padres y maestros, el National Center for Fair & Open Testing (Centro nacional para las pruebas justas y abiertas) o ERIC Clearinghouse on Assessment and Evaluation (Centro de referencia sobre evaluación y pruebas) (Narang, 2008).

Si cree que las dificultades de su hijo con las pruebas estandarizadas pueden ser el síntoma de un problema como dificultades lingüísticas o del aprendizaje, hable con el maestro de su hijo para saber si su hijo reúne los requisitos para arreglos especiales de evaluación.

El día de la prueba

Asegúrese de que su hijo duerma bien y tome un desayuno saludable

Muchos maestros informan que a los estudiantes que no les va bien en las pruebas es porque no han dormido bien y no han desayunado el día del examen. Estas dos cosas asegurarán que su hijo use toda su capacidad (Narang, 2008).

Asegúrese de que su hijo esté preparado

Algunas escuelas pueden proporcionar los útiles que su hijo necesita para la prueba, como lápices, gomas de borrar, papel y calculadora. Otras pueden pedirles a los estudiantes que lleven sus propios materiales. Consulte al maestro de su hijo para saber si el niño debe llevar alguno de estos útiles. Además, pregunte si el niño tendrá la posibilidad de recuperar la prueba si se enferma el día de la prueba (Narang, 2008).

Sea positivo

Mantener la calma ayudará a su hijo a estar calmo. Si está nervioso por la prueba o es probable que se ponga ansioso durante la prueba, enséñele algunas técnicas de relajación que pueda usar mientras esté haciendo la prueba. (Narang, 2008).

Después de la prueba

¿Qué sucede con los resultados?

Las evaluaciones varían entre las distintas pruebas, pero las calificaciones deberían incluir información que le ayude a interpretar los resultados. Pregúntele al maestro de su hijo si tiene alguna pregunta sobre los resultados de la prueba. También puede sugerir que la escuela organice una sesión informativa sobre las pruebas para padres. (Narang, 2008).

Revise las pruebas con su hijo

Ayude a su hijo a examinar las partes de la prueba que no haya entendido. (Narang, 2008).

A diario

Además de las estrategias mencionadas, existen otras formas de aprovechar al máximo las capacidades de aprendizaje de su hijo durante el año escolar, que pueden aumentar su confianza para hacer las pruebas.

Aquí mencionamos algunas estrategias:

  • Ayudar a su hijo con la tarea y asegurar que su hijo complete todas los trabajos para el hogar.
  • Ayudarlo a crear buenos hábitos de estudio, destrezas de pensamiento y una actitud positiva hacia la educación desde pequeños.
  • Asegurar que su hijo tenga buena asistencia en la escuela.
  • Estar comunicado con el maestro de su hijo.
  • Incentivar a su hijo para que lea lo máximo posible y aumente su vocabulario: incluso leer revistas, periódicos y libros de historietas ayudan a mejorar sus destrezas de lectura.
  • Buscar juegos y programas educativos que despierten el interés de su hijo.
  • Ayudar a su hijo a saber interpretar las instrucciones correctamente (Dietel, 2008; IRA (2002); Narang, 2008).

Por último, recuerde que las pruebas estandarizadas y los sistemas de calificación no son perfectos; cada formato tiene sus propias limitaciones. Cuando ayude a su hijo a esforzarse al máximo para las pruebas que debe dar y en la tarea para el hogar, también recuérdele que las pruebas son una parte más de su educación. Con su apoyo y participación, estará bien encaminado hacia un futuro brillante.

References

Dietel, R. Helping Your Child Perform Well on Tests. Retrieved April 2, 2008, from http://www.pta.org/archive_article_details_1117835382718.html.

International Reading Association (IRA). (2002). Prepare your child for reading tests [Brochure]. Bachman, T.M.: Author.

Narang, S. (2008). Standardized tests: What you should know before your child sharpens his #2 pencil. Retrieved April 2, 2008, from http://content.scholastic.com/browse/article.jsp?id=1403.

Reprints

You are welcome to print copies or republish materials for non-commercial use as long as credit is given to Colorín Colorado and the author(s). For commercial use, please contact info@colorincolorado.org.

Share My Lesson. For teachers, by teachers.

National Education Association. How Educators Can Advocate for English Language Learners.

Comentarios

Thank you very much. Eventhough I am realising late I am encouraged becos it better late than never

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.