Colorin Colorado: Ayudando a los ninos a leer... y a triunfar!
Un sitio bilingüe para familias y maestros para ayudar a los niños a leer
  • small text
  • medium text
  • large text
  • print

Maneras divertidas y eficaces de leer con los niños

Por: Colorín Colorado (2007)

Muchos especialistas están de acuerdo en que leer diariamente con los niños es algo de lo más importante que los padres pueden hacer por sus hijos.

He aquí unas ideas para usar este tiempo de lectura con el fin de fortalecer las habilidades infantiles de leer y escribir y a la vez divertirse. Pulse a continuación para informarse sobre:

Si se siente más a gusto con el español, por favor léale a su hijo en español. Esto no retrasará su aprendizaje del inglés.

Consulte una lista de libros infantiles para compartir con sus niños, en la sección libros, cuentos y mucho más. También encontrará información sobre cómo pedir libros prestados de la biblioteca pública sin costo alguno.

Para leer con niños de 0 a 3 años

Convierta la lectura en una rutina diaria

Trate de leerle a su niño por lo menos unos 15 minutos diariamente. La hora de ir a la cama es un momento especialmente apropiado para leer juntos. Ustedes podrán leer en español o en inglés.

Sostenga a su hijo cuando lean

Siéntelo en su regazo y lean. Permítale agarrar el libro y que le ayude a pasar las páginas.

Lea con efectos divertidos en su voz

Use su rostro, su cuerpo y su voz para hacer divertida la lectura. Use distintas voces para los distintos personajes.

Sepa cuándo detenerse

Si el niño pierde interés o tiene dificultad para prestar atención, deje el libro a un lado por un rato. Unos cuantos minutos de lectura son suficientes. Si el niño no lo está disfrutando, no continúe leyendo. Con la práctica, su niño podrá sentarse y escuchar por más tiempo.

Hablen sobre las ilustraciones

Muéstrele las páginas y hablen sobre las ilustraciones del libro. Pídale al niño que mire las ilustraciones para que busque indicios de lo que se trata el cuento.

Muéstrele a su hijo las palabras

Al leer, recorra con su dedo debajo de las palabras. Muy pronto, el niño descubrirá que leemos las palabras y no las ilustraciones. Si leen un libro en español, déjele saber la palabra en inglés. Dígale, por ejemplo: "En inglés, perro se dice dog."

Para leer con preescolares

Mencione cuánto disfruta el leer juntos

Dígale cuánto disfruta leyendo con él o ella. Hablen de la "hora de leer cuentos" como la hora preferida del día.

Rodee a su hijo de libros

Trate de mantener libros en su hogar para que su hijo lea. Los libros comprados en librerías pueden ser costosos, pero usted puede adquirir libros de segunda mano, en ventas de garajes, en anticuarios o en ventas con descuento sin tener que gastar mucho. Recuerde además, que sacar libros prestados de las bibliotecas, ¡no cuesta nada!

Permita que su hijo escoja

Permita que el niño elija sus propios libros. Permitirle a un niño leer lo que le interesa es una forma de hacer la lectura divertida.

Convierta la lectura en algo especial

Hagan algo que convierta los libros y la lectura en algo especial. Ayudéle al niño a obtener su propia tarjeta de la biblioteca, obséquiele libros y cuentos grabados y use los libros para premiarle por sus logros.

Muéstrele al niño las partes de un libro

Miren la cubierta. Comenten de qué se puede tratar el libro. Miren los números de las páginas. Mencione quién lo escribió y quien lo ilustró.

Muestre cómo se leen las palabras en una página

Indique que leemos las palabras en una página de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Explique que las palabras se separan por medio de espacios.

Hágale preguntas a su hijo

Haga comentarios sobre lo que ocurre en la historia e indique elementos en la página. Pregúntele al niño algo como: "¿Qué crees que ocurrirá después?" o "¿Qué es esto?"

Permita que el niño le haga preguntas

Si su hijo le hace una pregunta, deténgase y respóndale, incluso si eso implica interrumpir el cuento. Busque la manera de mencionar cómo se relaciona la historia con la vida de su hijo.

Lean lo mismo una y otra vez

A los niños les encanta escuchar sus cuentos preferidos una y otra vez. No lo dude y léale a su hijo el mismo libro, ¡por enésima vez! Esto es provechoso para su hijo.

Deje que su hijo le cuente el cuento

Muchos niños memorizan los cuentos que han oído varias veces. Cédale el turno para que "le lea" el libro a usted.

Hable sobre la puntuación

Explique que la puntuación es una manera de mostrar cómo hablamos. Usted podría decirle por ejemplo: "Cuando hablamos, por lo general hacemos pausas al final de las oraciones. Al escribir lo hacemos usando un punto."

Use cuentos grabados

Si usted no habla inglés pero desea que su hijo escuche cuentos en inglés, puede obtener libros prestados de una biblioteca que tenga grabaciones. Su hijo podrá escuchar un cuento leído y al mismo tiempo leerlo en el libro. O podrá usar programas para computadoras como Solo Abuela y Yo (Just Grandma and Me) donde se resaltan las palabras en la pantalla al tiempo que una voz pronuncia las palabras. Los niños pueden escuchar el cuento y jugar en inglés, francés, alemán o español.

Para leer con niños en escuela primaria

Anime a su hijo a leer otro libro

Encuentre la manera de animar a su hijo a leer. Si le gusta un libro, busque otro con un tema similar o del mismo autor. Pídale a una bibliotecaria o a una maestra que le sugieran libros.

Túrnense para leer

Cuando su hijo sepa leer, pídale que le lea en voz alta todos los días. Ustedes podrán turnarse: usted lee una página y el niño la siguiente.

Haga conexiones con la vida de su hijo

Ayúdele al niño a conectar lo que lee en los libros con lo que ocurre en la vida. Si leen un libro sobre la familia, mencione por ejemplo en qué se parece o se diferencia lo que ocurre en el cuento a lo que ocurre en su familia.

Incentive al niño a leer

Anime a su niño a leer a la hora de acostarse. Ofrézcale escoger entre leer o dormir. La mayoría de los niños elige leer, siempre y cuando no se les ofrezca algo más tentador (como la televisión).

Trate distintos tipos de libros y revistas

Anime a su niño a leer distintos tipos de libros, artículos o cuentos. Algunos niños, especialmente los varones, prefieren los libros que no son de ficción. A otros les gustan más las revistas.

Encienda el circuito cerrado en el televisor

Cuando vea un programa de televisión con su hijo, trate de hacer uso de la opción de circuito cerrado. Esto muestra en la pantalla del televisor las palabras que dicen los personajes. Algunos consideran que esta es una buena manera de aprender inglés.