Servicios de la biblioteca para bebés y niños de edad preescolar

Como padre de familia, usted es el primer y más importante maestro en la vida de su hijo. Sin duda alguna, el leer con los niños define el éxito en promover la lectura temprana. Llevar a su hijo a la biblioteca lo ayuda a empezar a querer y respetar a los libros desde una temprana edad. Tan pronto como sea posible, es buena idea incluir a los niños — aún a los pequeños — en sus visitas semanales a la biblioteca.

Para los bebés

Hasta hace muy poco, las bibliotecas tenían poco o nada que ofrecer a los niños menores de tres años de edad; sin embargo, durante los últimos años un mayor número de bibliotecas ha venido ofreciendo programas para la infancia.

"Alcánzelos en la Cuna" es el nombre de un programa muy popular iniciado en la Florida que tipifica ese esfuerzo. Las bibliotecas de todo el país lo están imitando. Los padres de recién nacidos reciben paquetes de información bibliotecaria en los hospitales y en los centros de adopción y aun en sus clases prenatales. Estos paquetes generalmente contienen información sobre cómo estimular el desarrollo del lenguaje mediante juegos, canciones y demás actividades. También incluyen listas de libros para bebés, libros sobre la crianza de niños y, desde luego, la dirección de la biblioteca de la localidad y las horas en que está abierta. Si en su localidad no hay un programa como éste y Ud. desea obtener un paquete de información, pida ayuda al bibliotecario de la biblioteca más cercana.

Un pequeño número de bibliotecas invita a los padres a traer a sus hijos — por jóvenes que sean — a la biblioteca y a participar en programas especiales, tales como programas nocturnos de narración de cuentos para padres e hijos. En esos programas, los padres pueden aprender juegos manuales, canciones, rimas y otras actividades que pueden utilizar en sus propias casas para distraer a sus bebés y estimular su desarrollo.

Para los niños pequeños

Muchas bibliotecas están instituyendo programas para niños de 18 a 36 meses de edad. En estos casos, como en los anteriores, padres e hijos participan juntos en actividades que pueden incluir lectura en voz alta, narración de cuentos, juegos manuales, rimas y canciones. Dado que ésta es una edad muy importante para el desarrollo del lenguaje, el valor de esas actividades consiste en enseñar a los padres o encargados de los niños a comprender, estimular y ser parte de dicho desarrollo.

Para los niños de edad preescolar

A los niños de 3 a 5 años de edad generalmente les gustan las actividades en grupo. Por lo tanto, muchas bibliotecas patrocinan programas para niños de esa edad que no requieren la presencia de los padres. Las actividades más corrientes incluyen lectura en voz alta, narración de cuentos, proyección de películas y programas de marionetas, de artes y artesanías y de lectura. Los programas de lectura a menudo incluyen algún tipo de premio — tal como un certificado o un libro — para los niños que leen un número determinado de libros o que escuchan su narración.

También debemos mencionar que hoy día muchas bibliotecas ofrecen programas especiales para preparar a las personas que se dedican a cuidar niños e incluso invitan a grupos numerosos de niños de jardines infantiles a asistir a programas especiales, tales como los programas de narración de cuentos o de lectura en voz alta. Si Ud. tiene hijos en un jardin infantil, pídale a los encargados que consulten con la biblioteca pública de la localidad sobre cómo planear esas actividades. Conocimiento de libros y de la lectura en voz alta debe formar parte de las actividades del jardín, y la biblioteca pública está mejor preparada que nadie para preparar y enriquecer esos programas.

Recursos

Los tipos de materiales que las bibliotecas prestan a los niños menores de 5 años de edad varían de una biblioteca a otra. No obstante, todas las bibliotecas prestan libros — libros encuadernados, libros con páginas de cartón, libros de ilustraciones y, con frecuencia, libros de tela, libros con portada de cartón y revistas. La variedad de temas es enorme: desde información sobre los diversos colores hasta los principios para andar en bicicleta, y desde Dora la Exploradora hasta la manera de preservar insectos en jarros de vidrio. Cuando sus hijos le presenten interminables series de preguntas, tales como ¿de dónde vine? o ¿por qué es azul el cielo? lo más probable es que la biblioteca tiene un libro con respuestas que estén a su alcance. Por otra parte, si sus hijos expresan interés en un tema favorito — trátese de brontosaurios o de burros — Ud. encontrará en la biblioteca una gran variedad de libros que los fascinarán.

Además, casi todas las bibliotecas ofrecen grabaciones de cuentos y de canciones en casetes de sonido para niños. Muchas bibliotecas también ofrecen cassettes, videocintas, paquetes de libros y casetes y hasta marionetas y juguetes educativos.

Averigüe lo que ofrece la biblioteca de su localidad. Tanto Ud. como sus hijos probablemente quedarán agradablemente sorprendidos, y lo único que les costará será un poco de tiempo.

References

Adapted from:

"Helping Your Child Use the Library." Kathryn Perkinson. U.S. Department of Education Archives, Office of Educational Research and Improvement. First published in 1989, revised in 1993. http://www.ed.gov/pubs/parents/Library/index.html

"Helping Your Child Become a Reader." U.S. Department of Education. First published in September 2000. Revised 2002 and 2005. http://www.ed.gov/parents/academic/help/reader/index.html

Reprints

You are welcome to print copies for non-commercial use, or a limited number for educational purposes, as long as credit is given to Colorín Colorado and the author(s). For commercial use, please contact the author or publisher listed.
Donate to Colorin Colorado

ADVERTISEMENT

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.