5 cosas que su hijo con dislexia puede decir para que abogue por sí mismo

Young boy with backpack at school

La auto abogacía es una habilidad importante a desarrollar, incluso para los niños pequeños con dislexia. Pero a veces a los niños de primaria les cuesta trabajo saber qué decir. Usted puede ayudar a su hijo ensayando situaciones comunes que podría enfrentar.

Subscribe to Growing Readers!

Get our free monthly parent tips delivered right to your inbox! (In English & Spanish)
Sign up here >

1: “Necesito ayuda con las indicaciones”

La situación: El maestro no da todas las instrucciones en voz alta y su hija tiene dificultad para entender las instrucciones escritas.

Su hija puede decirle al maestro al final de la clase: “¿Puedo hablar con usted sobre lo que deberíamos hacer? Necesito discutir las instrucciones.”

Luego, su hija puede decirle a usted o al equipo del IEP: Puedo hacer las tareas una vez que entiendo las instrucciones. Sin embargo, son complicadas cuando todas están por escrito.”

2: “Esto es parte de mi programa de aprendizaje”

La situación: Durante la clase de lectura, un maestro sustituto no se da cuenta que su hija escucha audiolibros durante su hora de lectura y le dice que deje sus audífonos y que regrese a su asiento a leer.

Su hija puede acercarse al maestro sustituto y decirle: “Usar audiolibros es parte de mi plan de aprendizaje. Tengo dislexia y eso me facilita participar en clase”.

Luego, su hija puede hablar con su maestro regular y decirle: “El maestro sustituto no sabía que utilizo audiolibros durante la clase de lectura. Me preocupa que vuelva a ocurrir. ¿Me puede ayudar?”.

3: “¿Me puede ayudar con un problema”

La situación: Otro niño le pregunta a su hija, “¿por qué siempre te sales del salón durante la clase de lectura?”.

Después de la clase su hija puede decirle al maestro: “Los niños se preguntan porqué me voy durante la clase de lectura. No sé qué decirles. ¿Me puede ayudar?”.

4: “No quiero ser dejada de lado”

La situación: Su hija está molesta porque otros niños leen libros con capítulos y ella está leyendo “libros para bebés”.

Después de la clase su hija puede decirle al maestro: “No quiero ser diferente que mis compañeros. ¿Puede ayudarme a encontrar libros que pueda leer que no sean tan infantiles? Me gusta aprender sobre dinosaurios. ¿Hay libros sobre dinosaurios que pueda leer?”.

5: “Necesito ayuda para mantenerme al corriente”

La situación: Su hija no puede encontrar qué parte del libro se está leyendo en voz alta en el salón de clases.

Su hija puede levantar la mano y decir: “Lo siento, me perdí. ¿Qué página y qué párrafo estamos leyendo?”.

Su hija puede decirle a usted o al equipo del IEP: “Necesito aprender la manera de seguir la lectura cuando otros están leyendo en voz alta”.


  • Descargue este artículo en la forma de PDF.

Este artículo fue publicado originalmente en Understood. ©2017 Understood For All, Inc.

Reprints

For any reprint requests, please contact the author or publisher listed.

More by this author

ADVERTISEMENT

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.